"Una imagen que no se representa en mi mente es siempre un ejercicio técnico incompleto, porque el único propósito de cualquier imagen es lograr que se la represente". (Juan Gris)

martes, 1 de marzo de 2011

Las ramas del árbol


Un instante que puede resumir  toda una vida. Una foto que bien vale un tesoro. El hombre abre sus ramas como un árbol centenario que ha visto crecer generaciones de personas a la sombra de su espigada silueta. Pasarán los años. Los álbumes del recuerdo se despolvarán del altillo para volver a ver ese instante que un día viviste y tu mente no llega a recordar. Papel convertido en sepia. El brillo será mate como la infancia que perdiste. El árbol seguirá inalterable mientras tus ramas siguen creciendo... 
Fotografía: José Javier Comas Rodríguez